La circulación de la cultura y las ideas

Podríamos decir que el libro es uno de los medios más importantes para la difusión y la circulación de la cultura y las ideas. Quiero decir: obras literarias por un lado y por otro libros de ciencias en los que se desarrollan ideas complejas que necesitan de una extensión considerable para ser desarrolladas.  Podríamos decir también que la traducción es la que posibilita esa circulación entre los países en donde se hablan idiomas diferentes. ¿Pero cómo se da esa circulación? Ante todo, de una manera absolutamente desigual.

Es esa desigualdad la que pretendo poner de manifiesto en este artículo y aunque es un tema muy extenso y complejo espero poder darles un breve panorama de las grandes asimetrías entre las lenguas ( centrales y periféricas) y los países. (Estoy tomando en cuenta para este análisis solo la cultura occidental.)

Según el informe anual 2014 de la Asociación Internacional de Editores (IPA, por sus siglas en inglés), los tres mayores exportadores mundiales de libros son Gran Bretaña, EE.UU. y España. A Gran Bretaña, que está en su mejor momento, las exportaciones del año pasado le reportaron  el 54% de las ganancias del sector. Lideran esas exportaciones las publicaciones académicas y de investigación. Por otro lado, el inglés es el idioma más traducido en todo el mundo y eso lo transforma en la lengua central a nivel mundial. Entre el 55% y el 60% del total de las traducciones en el mundo son del inglés, frente a un 10% del francés y un 10% del alemán.

España por su parte tiene un papel central en todos los países de habla hispana. Exporta el 66% de su producción de libros  y su principal destinataria es Hispanoamérica: México a la cabeza con el 44% de esas exportaciones y Argentina en segundo lugar con el 15% (esas estadísticas son anteriores a la apertura de las importaciones de libros del año pasado en Argentina). El alto índice de traducciones de España tiene que ver con su perfil exportador, ya que surte de traducciones a todos los países de habla hispana.

El 50% de las traducciones en España son del inglés, el francés está en un distante y segundo lugar. España traduce sobretodo obras de ficción y best sellers que es económicamente lo más redituable. España es la gran compradora de derechos de traducción, por lo que Hispanoamérica, aunque no se sienta a gusto con una variante de español tan diferente, no tiene más opción que comprar sus traducciones si quiere leer a los más renombrados autores estadounidenses, británicos, franceses, etc.

Argentina supo ser a mediados del siglo pasado un polo de traducción junto con España y México pero en los últimos años su papel traductor ha ido decayendo. En el 2010 solo el 2% de los libros publicados fueron traducciones. Sin embargo, Argentina parece haber encontrado un nicho en la traducción de ciencias sociales y humanas y en la re-traducción de los clásicos. Y aquí juegan un papel importante los subsidios a la traducción. El gobierno francés por ejemplo, preocupado por la pérdida de influencia de la lengua francesa decidió invertir más en la promoción de sus autores y muchas de las editoriales independientes argentinas aprovecharon esos subsidios para la confección de sus catálogos.

Estadísticas 2010

Fuente: Cámara Argentina del libro 2010

Es interesante destacar que, aunque la traducción de libros en Argentina es mayoritariamente del inglés, y el francés está en un lejano segundo lugar, esa relación se invierte en la traducción de ciencias sociales y humanas en donde las traducciones de libros franceses duplican a las de los libros en inglés. Esta situación es exclusiva de la Argentina por su influencia francesa en disciplinas como la psicología, filosofía, historia y sociología. En este video de las jornadas profesionales de la AATI (Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes)  pueden escuchar la excelente disertación de Alejandro Dujovne sobre su investigación de traducciones en ciencias sociales y humanas en el período 1990-2010, que llevó a cabo en el Conicet.

La producción argentina de libros es de alrededor de 27000 títulos al año y corre pareja con la de México. Argentina y México son los mayores productores de libros de Hispanoamérica, si bien ninguno de los dos está atravesando ahora su mejor momento. Entre 2015 y 2016 en la Argentina se produjo una caída del 15% en la producción de libros y una caída en las ventas del 25%. Se exportó el 13% de la producción,  aunque a valores muy bajos (justamente el nivel de las exportaciones bajó en los últimos años debido a condiciones cada vez más desventajosas por los altos costos de producción y en consecuencia una sustancial pérdida de competitividad). La exportación de libros a Chile, Perú, Uruguay y Bolivia representan juntos el 66% de sus exportaciones. En 2016  exportó a España solo el 2% de su producción y a México el 6,7.

Queda claro, viendo estos números, que la desigualdad es enorme entre las lenguas. Mientras que en el 2013 en Holanda las traducciones representaron el 75% de los libros publicados, en el 2014 en España representaron el 21%, en  Italia representaron el 17%, en Francia el 17%, en Alemania en 2008 el 9% y en Gran Bretaña y EE.UU. como ya dijimos en los últimos años representaron en promedio un 3%. Como conclusión podemos decir que cuanto más central es la posición de una lengua menos interesada está en traducir o “conocer” otras culturas. Esta dinámica implica, además, que para que una obra de una lengua periférica sea traducida a otra lengua periférica, antes debe ser traducida a alguna lengua central que le de visibilidad.

Queda claro también la gran asimetría cultural entre España e Hispanoamérica. La centralidad de España en el mundo de habla hispana es tal, que para que un libro uruguayo llegue a Chile, primero tiene que llegar a España. Aunque en Hispanoamérica nos vemos obligados a leer las traducciones de España, lo que España nos compra a cambio es mínimo.

En cuanto a nuestra relación con Francia, podemos decir que en el período 2003-2011 se tradujeron en la Argentina 943 obras de autores franceses, pero en Francia, en el mismo período, se tradujeron solo 5 obras de autores argentinos. Es evidente que las posibilidades de que un argentino sea publicado en Francia son muy remotas. En el año 2009 se creó el Programa Sur de promoción de traducciones que promueve la traducción de obras argentinas a otros idiomas mediante subsidios. Esto ha sido muy positivo, pero no es suficiente.

Mucho se ha hablado de dejar de ser un país que exporta solo materias primas, pero para que esto suceda deben crearse las condiciones necesarias para que otras industrias puedan desarrollarse. Si bien toda esta situación refleja la importancia de los países en el contexto mundial y en gran medida tiene que ver con la posición económica y política de los países, es posible pensar políticas públicas que nos ayuden a mejorar esa relación tan desigual. En la Argentina existe un capital enorme de buenos traductores y de editoriales con gran empuje (en los últimos diez años surgieron 95 editoriales nuevas). Ojalá este gobierno y los venideros sepan cuidar y ayuden a desarrollar ese gran capital intelectual de la Argentina.

Bibliografía:

Alejandro Dujovne, Campo editorial y traducción. Valor y formación de valor de la traducción en las ciencias sociales y humanas en la Argentina (1990-2011), Desarrollo Económico, vol. 56 Núm. 220 (enero-abril 2017).

El sector del libro en España (2013-2015), Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, España, enero 2016.

El Libro Blanco de la Industria Editorial Argentina 2017, Cámara Argentina de Publicaciones (CAP), Argentina.

Annual Report October 2013-October 2014, International Publishers Association, Geneva, Switzerland.

Estadísticas del libro 2010, Cámara Argentina del Libro, Argentina.

Richard Stuart-Turner, Record year for UK publishing, Printweek, Friday 28 April 2017

Rosalía Lara, El peso, el recorte presupuestario y Trump, verdugos de la industria del libro, Expansión, en alianza con CNN, lunes 28 de noviembre de 2016.

IMG_8692

Foto: Marina Renó

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s