Una novela que da vértigo

Qué pasa cuando se rompe una pareja. Qué pasa con una mujer de treinta y cinco años que después de intentar quedar embarazada durante dos años sin lograrlo, después de colgar cuadritos en las paredes, de elegir la tela para las cortinas, de preguntar en el vivero cuáles son las plantas de sol y cuáles las de interior, de pronto queda sola. A esta protagonista sin nombre le pasa de todo. Tras no dormir durante casi un mes, decide intempestivamente viajar a Heidelberg, Alemania, de donde guarda el recuerdo idílico de la infancia. Quizás allá pueda dormir, piensa. Quizás allá pueda recuperar algo de esa felicidad tan lejana. Pero claro, las cosas cambian. Ya no es una niña y los sueños-pesadillas se suceden y no encuentra la paz que busca.”Yo no pertenezco a ningún lado. Aunque recorra el mundo entero buscando un lugar donde sentirme en casa.”

A poco de llegar se da cuenta de que está embarazada, y que no sabe con seguridad si el bebé es de su ex. En la residencia de estudiantes donde se hospeda inventa que está haciendo un posgrado. Enseguida se le pega un tucumano que será su protector incondicional. Una estudiante japonesa se convertirá en su mejor amiga durante una semana hasta que se suicide tras una fiesta en la residencia. A partir de entonces todo se complica. Hay una cierta dosis de intriga, las situaciones son bizarras, se multiplican los personajes y todos parecen estar un poco a la deriva y sin control. Extranjeros, desarraigados, viviendo suspendidos, como en un plano diferente al del resto de los mortales.

La habitación alemana atrapa desde las primeras páginas. La velocidad de la novela esta dada por una primera persona que cuenta en presente lo que pasa a medida que la acción transcurre y la destreza de Maliandi para ir de una cosa a la otra con una economía narrativa que sorprende,  sin necesidad de explicaciones. La experiencia  como dramaturga se percibe. Las escenas “se ven”, no son los adjetivos sino los diálogos y las acciones los que describen a los personajes. La voz interna de la protagonista narra sin orden, los pensamientos se cuelan, los personajes irrumpen sin pedir permiso, las situaciones se suceden y, como resultado, la novela avanza imparable y no queda más remedio que leer sus 180 páginas de corrido.

Damián Tabarovsky, el editor de Mar dulce, la describe como una novela de no-aprendizaje. Esa aseveración llama al debate. Es verdad que la protagonista no reflexiona demasiado sobre su situación, que no saca conclusiones y que no hace planes sobre su futuro; que además repite los mismos errores una y otra vez. Sin embargo hacia el final de la novela, en mi opinión, se vislumbra un cambio. Hay signos que indican un final de ciclo, una desaceleración tras tanto descontrol. Quizás la crisis no se elabora de manera racional, pero el tiempo transcurrido, el paréntesis en el que vive la protagonista tras la huida, la prepara de alguna forma para enfrentar lo que hasta entonces no ha sido capaz de enfrentar.

Pero claro, el final es abierto y nada invalida las diferentes interpretaciones que los lectores puedan tener.

 


maliandi-carla-736Carla Maliandi nació en Venezuela, pero tiene nacionalidad argentina. La habitación alemana (2017) es su primera novela. Un debut para el aplauso. Al igual que la protagonista, Maliandi es hija de exiliados y su padre, un filósofo argentino, dio clases en la universidad de Heidelberg. Seguramente debido a esos años vividos en distintos lugares la dislocación de los personajes es uno de los temas fundamentales de la novela.

Carla Maliandi es egresada de la Escuela Nacional de Arte Dramático, ha escrito y dirigido obras de teatro independiente, es actriz y docente.

1 comentario

  1. Qué bueno! Tengo que comprar un libro y no lo dudo. Bs

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s