El universo Garland

Nunca se dejen engañar por la longitud de un libro. La extensión no garantiza nada. De hecho, en solo cien páginas puede caber un universo completo. Ese es el caso de este pequeño libro del que no se olvidarán fácilmente. Los trece cuentos de Una reina perfecta conviven en un mundo tan coherente y verosímil que es casi imposible pensar que las cosas que Inés Garland nos cuenta en ellos no sean verídicas. O quizás sí lo son. Solo ella lo sabe.

En ese mundo hay una gran necesidad de comunicación; sin embargo cada personaje es una entidad por completo separada de los demás. Como si la comunión entre las personas no fuera posible. Cada uno encerradito en su cuerpo. Con sus necesidades, sus sueños, sus pensamientos buscando inútilmente un canal de salida. La desconexión en la pareja, la desconexión entre madres e hijas. Y las apariencias, que muy pronto se revelan como lo que son: solo apariencias.

Una reina perfecta retrata el mundo femenino con toda honestidad. Niñas, adolescentes y mujeres adultas. La ilusión, la desilusión; el amor, o más bien la falta de amor. La vocecita interna y las obsesiones románticas. Escenas  frescas y nítidas, tan reales que siento que podría ser una hermana más en “La penitencia” u otra amiga sentada a la mesa en “Una cuestión de altura”. ¿De qué tratan los cuentos? De una “reina”, que por supuesto no es perfecta, de una adolescente que sabe mucho más del mundo adulto que lo que aparenta, de una mujer alta que intenta seducir a un hombre más bajo, de una mujer madura que intenta seducir a un hombre más joven. De las fantasías, del erotismo, de la insatisfacción, de las emociones.

Con un perfecto manejo de la velocidad, Inés Garland se toma el tiempo necesario para crear el ambiente y que las cosas sucedan de la manera más natural. No falta tampoco el humor ni el remate certero. En estos cuentos no hay palabras de relleno. Todo está ahí porque debía estarlo. Y cada cuento está en el lugar adecuado para completar la paleta multicolor del universo Garland.


 

inesgarland

 

Inés Garland nació en Buenos Aires en 1960. A pesar de que empezó a escribir cuando era chica, tardó mucho tiempo en animarse a mostrar lo que escribía y durante años se dedicó a hacer infinidad de cosas que nada tenían que ver con la literatura, o tal vez sí, porque esa vida llena de experiencias le aportó seguramente mucho a su escritura. Una reina perfecta fue premiado en el 2005 por el Fondo Nacional de las Artes.  Piedra, papel o tijera (2009) se tradujo al alemán y ganó un premio muy importante de literatura juvenil. Así fue que se le abrieron las puertas a otros países y la novela se tradujo a varios idiomas. Otras de sus obras son: La arquitectura del océano, El jefe de la manada, Una vida más verdadera. Además de escribir, traduce del inglés. Entre otros, tradujo a Lydia Davis, Sharon Olds y Tiffany Atkinson.


 

Una reina perfecta / 104 pág. / Clubcinco editores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s