Demasiado felices

Las historias de Demasiada felicidad (2009) se desarrollan lentamente sin que uno sepa en un principio hacia dónde se dirigen, hasta que de a poco la narración va tomando un caríz inesperado y la historia nos atrapa. Y como en la vida real, las cosas nunca pasan como debieran o como esperamos.

Las relaciones familiares, la dinámica de pareja, la dominación, las marcas de la niñez, las humillaciones, los sinsentidos;  Alice Munro retrata la humanidad sin estridencias ni dramatismos, con un estilo sobrio y a la vez agudo y sutil.

Munro reconoce la crueldad inherente al ser humano y no juzga ni moraliza. El dolor se silencia. Hay tristeza en sus historias y mucha ironía en el título.

“Demasiada felicidad” es el último cuento del libro y es el único que se basa en un personaje real. Cuenta los últimos días en la vida de Sofía Kovalevsky, una matemática y novelista rusa nacida a mediados del siglo XIX. Una mujer común y extraordinaria a la vez, con esa mezcla de fragilidad y fortaleza que caracteriza a los personajes femeninos de Munro.

Sofía es contratada como profesora por primera vez, en la Universidad de Estocolmo, y en ese largo viaje desde Niza, que podría describirse como una odisea, pasa toda su vida a través de sus pensamientos, recuerdos y alucinaciones a causa de la fiebre. Cuando todo prometía encauzarse en su vida profesional, cuando Maksim le ha propuesto matrimonio…


 

alice-munro-storyteller-wins-nobel-in-literature

Alice Munro en la cocina de su casa_ Ian Willms/ The New York Times

 

Alice Munro (1931) es una exquisita contadora de historias, sobretodo de mujeres. La delicada descripción de sus personajes y de las situaciones que narra le valió ser llamada la Chéjov canadiense y en el 2013, a los ochenta y dos años de edad, recibió el Premio Nobel de literatura por “su maestría en el relato corto contemporáneo”. Fue la primera vez en 112 años que se le dio un premio Nobel a un escritor de relatos.

Aunque desde muy joven su pasión fue la literatura y su deseo convertirse en escritora, se casó muy joven, a los veinte años, tuvo tres hijas y se dedicó a su familia. Se sintió bloqueada durante mucho tiempo y se deprimía por la imposibilidad que sentía de escribir. Finalmente,  logró sobreponerse a ese sentimiento. A los 37 años, en 1968, publicó su primer libro de cuentos: Dance of the happy shades (La danza de las sombras felices). Con él ganó un importante premio en Canadá y a partir de entonces no dejó de escribir.


 

La traducción de Demasiada felicidad es de Flora Casas. Si bien es buena en ocasiones el sentido no queda tan claro como en el original. Por otro lado, una vez más en Argentina nos vemos obligados a leer traducciones españolas cargadas de palabras y modismos totalmente ajenos a nuestra cultura. Una lamentable situación para el lector latinoamericano que debe conformarse con una variante de español con la que no se identifica ni se siente cómodo y que le quita parte del placer de la lectura.

Cuando leemos una obra española, los modismos agregan color local y nos ayudan a situarnos en el contexto de la narración. Pero en el caso de la traducción, en estos cuentos que suceden en Canadá, los modismos españoles nos desconciertan y se vuelve evidente la mediación de la traducción. Aparece, haciendo interferencia, una tercera cultura. ¿Estamos en Canadá o en España? Por momentos ya no estamos seguros. Y es que la bendita economía global de hoy en día nos impone una única traducción por libro para todos los países de habla hispana. Todo finalmente es cuestión de dinero.

 

IMG_20170422_164718669

Foto: Marina Renó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s